Espectáculos

En medio de tensión, Pence llega a Corea del Sur

En medio de tensión, Pence llega a Corea del Sur

Las potencias occidentales, Japón y Corea del Sur -donde se encuentra el vicepresidente estadounidense Mike Pence para una gira de 10 días- fueron unánimes en condenar el último ensayo balístico fallido de Corea del Norte del sábado. Al repudio, se sumó China, ahora un aliado clave para Estados Unidos para contener la creciente actividad nuclear de Corea del Norte.

Insistió, además, en que "es el momento de que emprendamos todas las acciones que podamos, salvo la opción militar, para tratar de resolver esto pacíficamente".

Según el asesor, Trump ha encargado a su gabinete que le proporcione 'opciones' que estén listas si el régimen norcoreano 'se niega a desnuclearizarse', que es el 'objetivo aceptado tanto por Estados Unidos como por los líderes chinos, así como por los aliados en la región'.

Gobierno de Corea del Norte.

McMaster añadió que el presidente Trump tiene claro que no permitirá que el programa de armas nucleares del régimen de Pyongyang ponga bajo amenaza a Estados Unidos y a sus aliados en la región.

Asesor de Seguridad Nacional H.R. McMaster.

"No está claro cómo procederemos (.) pero sí está claro que el presidente (Donald Trump) está decidido a no permitir este tipo de capacidad de amenaza hacia Estados Unidos", agregó.

Por su parte, Corea del Norte considera que la presencia estadounidense en la península coreana, es un acto de provocación por parte de Washington y Seúl, que mediante maniobras militares conjuntas pretenden llevar a cabo una intervención militar en suelo norcoreano.

"¿Por qué calificaría a China como un manipulador cambiario cuando están trabajando con nosotros en el problema norcoreano?"

Amenazas en medio del desfile El 15 de abril en Pionyang se celebró un desfile militar para conmemorar el Día del Sol y el 105.º aniversario del nacimiento del 'presidente eterno' norcoreano, Kim Il-sung.

"Corea del Norte intentó probar un nuevo tipo de misil no identificado en el área de Simpo, en la provincia de Hamkyong del Sur, pero sospechamos que el lanzamiento fracasó", dijo el ministerio de Defensa de Corea del Sur.

"El pueblo de Corea del Norte, los militares de Corea del Norte, no deberían equivocarse sobre la resolución de Estados Unidos de estar al lado de nuestros aliados", dijo.

La visita de Pence a la zona desmilitarizada (DMZ) se produce un día después de que Pyongyang efectuó una prueba de misil fallida.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Las declaraciones de Washington sobre una posible respuesta a Pyongyang se suman al despliegue del portaaviones nuclear USS Carl Vinson en la península.

En una breve charla con reporteros en el avión que llevaba al vicepresidente Mike Pence a Seúl el sábado, se le preguntó a un asesor de política exterior de la Casa Blanca qué pasos se comprometió a dar China durante la reciente reunión entre el presidente Xi Jinping y Trump en su residencia vacacional de Florida. Más tarde una fuente militar de EE.UU. citada por Reuters aseguró con "un grado alto de certeza" que no se trataba de un misil balístico intercontinental.