Financiera

Estados Unidos lanzó su "bomba no-nuclear más potente" sobre Afganistán

Estados Unidos lanzó su

La presidencia afgana insistió en que se habían tomado las precauciones necesarias para que no hubiera víctimas civiles.

Según el Ministerio de Defensa afgano, el ataque destruyó un túnel de 300 metros de longitud y grandes cantidades de armas y municiones.

La bomba cayó sobre túneles excavados por los yihadistas y su personal en el distrito de Achin, detallaron militares estadounidenses.

El artefacto explosivo, de 9.8 toneladas de peso (de las cuales 8.2 toneladas son de explosivos de alta potencia), fue arrojado sobre la provincia oriental de Nangarhar, en Afganistán, en contra de posiciones del Estado Islámico-Jorasán (EI-J).

La explosión fue tan fuerte que rompió ventanas y sacudió la tierra a una distancia de varios kilómetros.

La oficina del presidente afgano, Ashraf Ghani, dijo el viernes que se había dado una "estrecha coordinación" entre el ejército de Estados Unidos y el gobierno afgano y que habían tenido cuidado de evitar bajas civiles.

"Una fuente de seguridad negó a la agencia Amaq (órgano de propaganda del EI) cualquier muerte o herido en el bombardeo estadounidense de ayer (jueves) en Nangarhar", indicó Amaq en un breve comunicado, en referencia a la bomba de artillería aérea masiva GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast (MOAB), conocida como "la madre de todas las bombas".

El militar estadounidense indicó que la bomba, de 10 toneladas y una de las más potentes del arsenal convencional de EEUU, es "un arma efectiva" y por ello decidieron emplearla en la campaña lanzada en marzo por las tropas afganas contra el EI.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó un video del lanzamiento de "la madre de todas las bombas" a una serie de túneles en Afganistan.

El bombardeo iba dirigido contra un centro de mando del EI escondido en un área montañosa que difícilmente podría haber sido destruido con bombas convencionales.