Global

Jefe del Pentágono: "No hay duda" de que Siria guardó armas químicas

Jefe del Pentágono:

"No puede haber duda en la mente de la comunidad internacional de que Siria ha retenido armas químicas en violación a su acuerdo y a su declaración de que las había eliminado", sostuvo Mattis en conferencia de prensa junto con el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman.

El responsable del Pentágono también se ha hecho eco, aunque sin entrar en detalles, de los informes de inteligencia citados el jueves por la cadena CNN que apuntan al traslado del grueso de la Fuerza Aérea siria a un aeródromo de Latakia, feudo de El Asad en la costa mediterránea.

Preguntado por las consecuencias del primer ataque de EEUU sobre la aviación siria a principios de abril y el posible traslado de la aparatos a bases rusas en la provincia siria de Latakia, Mattis respondió que "sin duda, los aviones se han dispersado en los últimos días". Ante él, el estadounidense acusó al Gobierno sirio de almacenar armas químicas, aunque se negó a hablar de la cantidad de la que hablaba.

"Se trata de una violación de las resoluciones de Naciones Unidas" añadió. Esto después de un acuerdo entre Rusia y Estados Unidos sobre el desmantelamiento del arsenal químico de Siria, que recibió el aval del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Además de nuestra campaña para derrotar al Estado Islámico, también reconocemos la necesidad de confrontar las actividades desestabilizadoras de Irán". Irán sigue siendo una amenaza para Israel y sus vecinos con sus misiles balísticos', dijo el Secretario de Defensa.

En palabras del secretario de estado estadounidense, Irán actúa a través de "proxies" (actores delegados) entre ellos la milicia libanesa Hizbulá, "una organización terrorista que ayuda a mantener a Al Asad en el poder en Siria".

Lieberman declaró que "el eje del mal entre Corea del Norte, Teherán, Damasco y Beirut es el principal problema, no sólo para Israel sino para todo el mundo", y afirmó que "su país y Estados Unidos comparten los mismos valores y pueden superar estas amenazas y traer la paz y la estabilidad a la región".

Mattis fue recibido por el presidente Abdel Fattah al Sisi, dos semanas después de la visita de este último a Washington, donde su homólogo estadounidense, Donald Trump, alabó su "fantástico trabajo".

La visita de Mattis es parte de un viaje a la región.