Global

Nicolás Maduro amplía las milicias paramilitares venezolanas

Nicolás Maduro amplía las milicias paramilitares venezolanas

También pide la destitución de siete "magistrados golpistas" de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a los que responsabiliza de recientes fallos -luego dejados sin efecto- que limitaron la inmunidad constitucional de los diputados y le arrogaron a esa corte la facultad de legislar.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que las Fuerzas Armadas estarán desplegadas en las calles de todo el país, dos días antes de una gran manifestación opositora, para defender su "honor" y rendir homenaje a la milicia civil. Aunque rectificó, parcialmente, la tensión no bajó.

"Los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay manifestamos nuestro profundo pesar y rechazo por la muerte de seis ciudadanos en el marco de las jornadas de protesta que tuvieron lugar en la República Bolivariana de Venezuela en los últimos días y expresamos nuestra solidaridad y condolencias a sus familiares", indica el comunicado.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, rechazó en Twitter la "grosera injerencia" de esos países que, aseguró, avalan la "violencia vandálica de la oposición".

Padrino López acusó a la dirigencia de la oposición de ejecutar, con apoyo de grupos de "la derecha extrema" en el exterior, una "agenda criminal y cargada de odio que incluye actos terroristas, disturbios, saqueos, vandalismo y distintas formas de violencia".

Organizaciones no gubernamentales han denunciado una fuerte represión, con bombas de gases lacrimógenos, perdigones e incluso armas de fuego.

Asimismo, ha destacado que Maduro ha mantenido una "constante preocupación" por el bienestar de las Fuerzas Armadas, según un discurso recogido por medios locales.

Los invitó a reflexionar sobre sus actuaciones y el papel que juegan en las protestas que hasta la fecha ha convocado la oposición venezolana.

"Chávez incorporó a los militares a la gestión de gobierno y la tendencia ha ido profundizándose con Maduro".

"He aprobado al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, los planes para expandir la milicia durante este año a 500 mil milicianos con todos sus equipos y garantizar un fusil para cada miliciano", declaró el mandatario.

La Fuerza Armada, de 165,000 elementos, controla la producción y distribución de alimentos básicos en grave escasez, además de una compañía petrolera, una televisora, un banco y una constructora.

Para el analista Benigno Alarcón, al menguar su apoyo popular, el Gobierno decidió conservar el poder "por la fuerza" y "compró la lealtad" de los militares.

Dirigentes de la oposición aseguraron que esa decisión muestra "desesperación" del gobierno. "Venezuela no quiere fusiles, quiere comida y medicinas!", afirmó el excandidato presidencial y líder opositor Henrique Capriles.