Global

Nicolás Maduro aseguró que desea ir "pronto" a elecciones para "ganar definitivamente"

Nicolás Maduro aseguró que desea ir

Con todo, Tillerson no ofreció una versión sobre las acusaciones de Maduro, que afirmó anoche que los Estados Unidos han planeado un "golpe de Estado" en el país. Tanto el chavismo como la oposición hicieron un fuerte llamado a manifestarse.

La oposición convocó hoy a sus seguidores a una "gran toma" de Caracas desde 26 puntos de la capital para confluir en la sede de la Defensoría del Pueblo, a la que han tratado de marchar en al menos cinco oportunidades este mes pero siempre fueron bloqueados por los cuerpos de seguridad.

La concentración opositora desde la plaza Altamira, en el este, se movilizó con varios dirigentes al frente por la autopista Francisco Fajando, con el objetivo de llegar a la Defensoría del Pueblo, pero encontró un cordón de policía que comenzó rápidamente a arrojar bombas de gases.

Las manifestaciones opositoras fueron dispersadas con gases y balas de goma. "Yo quiero que nos preparemos para tener una batalla electoral pronta y total", dijo Maduro en un mitin político en el centro de Caracas.

El martes Maduro había anunciado que algunos militares y civiles habían sido detenidos por su supuesta vinculación con un complot y que había activado un plan militar, pero no ofreció detalles de la operación. "Yo quiero ir a elecciones pronto y verle la cara a Julio Borges (presidente de la Asamblea Nacional) y a (Henry) Ramos Allup (diputado) y que busquemos un camino pacífico para que la revolución bolivariana ponga en su pesto a los conspiradores, a los asesinos, a la derecha intervencionista".

Un efectivo de la guardia militariza de Venezuela murió la noche de este miércoles en las afueras de Caracas, con lo que se elevan a tres los fallecidos en una jornada de grandes movilizaciones opositoras y chavistas, informaron fuentes oficiales.

El cumplimiento de estos acuerdos mencionados por la oposición fue también demandado por el Vaticano a través de una carta que envió el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolín, a principios de diciembre a las dos partes dialogantes.

En una resolución consensuada por una veintena de países, la OEA instó al gobierno venezolano a garantizar la separación e independencia de los poderes constitucionales y restaurar la plena autoridad de la Asamblea Nacional, incluyendo la restitución de las inmunidades y privilegios que la ley brinda a sus legisladores.

En la última semana, las protestas en Venezuela han dejado 5 muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.