Global

Presidente del Parlamento de Venezuela se reúne mañana en Lima con Kuczynski

Presidente del Parlamento de Venezuela se reúne mañana en Lima con Kuczynski

Previamente, Santos había expresado su "seria preocupación" por el anunció del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien aprobó un plan para expandir los miembros de la Milicia Bolivariana. (Vea también: Gobierno de Venezuela activa plan de seguridad, limita marcha opositora al este de Caracas).

Entre aplausos, el presidente pidió "garantizar el entrenamiento permanente de los milicianos".

Después de más de dos semanas de protestas, Venezuela atraviesa un clima de elevada tensión ante la movilización del miércoles.

Para este miércoles, la oposición convocará protestas contra Maduro en todo el país y de venezolanos en el extranjero para conmemorar el inicio de la lucha por la independencia de Venezuela.

En su discurso, el general Padrino López describió a Maduro como un "presidente auténticamente chavista que la Fuerza Armada admira" y a ésta como "radicalmente antiimperialista" y seguidora del líder socialista Hugo Chávez, fallecido en 2013.

"Los diputados no somos enemigos de la Fuerza Armada, nosotros somos pueblo, un pueblo molesto con la mentira, la Fuerza Armada debe informar al presidente Maduro que esta situación es insostenible, que estamos en una sociedad caótica donde la única solución es convocar elecciones de manera inmediata", señaló.

Aunque los fallos fueron anulados parcialmente tras fuerte presión internacional, la oposición se revitalizó y no cede en las protestas, que Maduro asegura promueven un "golpe de Estado".

Previamente, un grupo de once países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay), emitió un comunicado exhortando al "gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para que garantice el derecho a la manifestación pacífica".

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, rechazó en Twitter la "grosera injerencia" de esos países que, aseguró, avalan la "violencia vandálica de la oposición".

Organizaciones no gubernamentales han denunciado una "fuerte represión", con bombas de gases lacrimógenos, perdigones e incluso armas de fuego. "Hoy tenemos más que un gobierno cívico-militar, un gobierno militar-cívico", declaró a la AFP el analista Luis Vicente León.

Para el analista Benigno Alarcón, al menguar su apoyo popular en medio de la crisis, el gobierno decidió conservar el poder "por la fuerza" y "compró la lealtad" de los militares.