Global

Reanudan evacuación de civiles y milicianos en zonas de Siria

Reanudan evacuación de civiles y milicianos en zonas de Siria

El ataque del sábado con una camioneta bomba contra un convoy de autobuses de evacuados en la localidad siria de Al Rashidin sigue incrementando su resultado.

Pero la aplicación del acuerdo quedó paralizada debido a diferencias entre las dos partes.

El sábado, un suicida hizo estallar su camioneta bomba contra cerca de 75 buses que transportaban a miles de habitantes evacuados de Fua y Kafraya, localidades leales al régimen asediadas por los rebeldes en la provincia del Idlib (noroeste).

Combatientes leales al régimen, niños y personas mayores estaban este miércoles en Rachidin, cerca de un lugar donde estaban aparcados los autobuses.

La agencia estatal de noticias siria Sana denunció que el atentado fue cometido por "terroristas", mientras que activistas de la oposición acusaron al gobierno de Bashar al Assad.

Antes del ataque, las miles de personas evacuadas de las cuatro localidades asediadas estaban bloqueadas desde el viernes debido a desacuerdos que les impedían continuar el camino. "Es horrible ser desarraigado de esta manera, ir a vivir a un lugar que no es el nuestro", afirmó a la AFP Jama Nayef, un veterinario de Fua, después de salir de su localidad.

En un año, el régimen recuperó el control de varios bastiones rebeldes, con el apoyo de su aliado ruso que intervino militarmente en Siria en septiembre de 2015.

No estaba claro si la operación de evacuación que afecta en total a varios miles de personas continuaría de forma inmediata. Millones de sirios han sido desplazados por la guerra que asola el país desde 2011 y que ha dejado ya más 320.000 muertos, e implica a actores internacionales y grupos yihadistas como la organización Estado Islámico (EI).

"Estados Unidos condena enérgicamente los ataques bárbaros contra civiles inocentes, incluidos mujeres y niños, en el norte de Siria".

Rami Abdurrahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que monitorea el conflicto desde Gran Bretaña, y la televisora de Jezbolá Al-Manar TV explicaron el domingo que 3.000 personas serán evacuadas de Foua y Kfraya, y otras 200 de Zabadani y Madaya.

Tabqa es un obstáculo clave en la ruta hacia Raqa, capital autoproclamada del EI en Siria y verdadero objetivo de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) - alianza de combatientes kurdos y árabes - apoyadas por Washington.

"Hay violentos combates en los alrededores de las dos periferias (...), el EI intenta contraatacar", precisó Abdel Rahman.