Financiera

Rusia prohíbe a los testigos de Jehová al considerarlos una organización extremista

Rusia prohíbe a los testigos de Jehová al considerarlos una organización extremista

La medida, que es "de efecto inmediato" disuelve el Centro de dirección de los Testigos de Jehová y sus 395 filiales distribuidas en todo el país, informó la agencia de noticias EFE.

Entretanto, el Ministerio de Justicia, que interpuso la demanda de prohibir a los Testigos de Jehová en Rusia, ya suspendió el trabajo del 'Centro' hasta que el Supremo dicte el fallo definitivo.

La organización de origen estadounidense ha sido incluida en la lista de entidades religiosas y públicas que han sido interrumpidas porque cuyo funcionamiento ha ejercido actividades extremistas.

Los representantes de los Testigos de Jehová, que consideran que las acusaciones son falsas y calumniosas, expresaron su rechazo por la decisión del Supremo y advirtieron que presentarán un recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La Corte habría recogido este pedido por parte del ministerio de Justicia, quien considera que dicha religión representa "una amenaza para los derechos de la gente, el orden público y la seguridad pública".

Un responsable ruso de los testigos de Jehová, Iaroslav Sivulski, dijo que "no pensaba que algo así podría suceder en la Rusia moderna, donde la Constitución garantiza la libertad de religión".

En su momento, el vocero de los Testigos de Jehová en Rusia, Iván Belenko, denunció que a decisión de las autoridades rusas privará de su derecho a la libertad de culto a los 175.000 seguidore s que tiene esa comunidad en el país -unos 8 millones de seguidores a nivel mundial-.

Dvorkin también tachó de sectas a los Mormones y a la Iglesia de la Cienciología, prohibida por la Justicia rusa en noviembre de 2015.