Global

Rusia recuerda que tiene al "padre de todas las bombas"

Rusia recuerda que tiene al

Aunque todo lo que rodea a este arma es información confidencial, se sabe que se trata de una bomba termobárica, conocida en Rusia como Bomba Aérea de Vacío de Potencia Aumentada (AVBPM, por sus siglas en ruso), según publican este jueves RT y Sputnik.

Es una bomba de peso más ligero que la GBU-43/B, pero con una potencia de explosión cuatro veces mayor: 44 toneladas de TNT gracias al uso de adelantos en nanotecnología.

"Los resultados de las pruebas del proyectil demuestran que su eficiencia y capacidad se asemeja a la de una cabeza nuclear", declaró en 2007 el jefe de personal adjunto de las Fuerzas Armadas rusas, general Alexander Rukshin.

Rukshin también remarcó en su momento que el "padre" de todas las bombas "no tiene ningún efecto contaminante para el medio ambiente, a diferencia de lo que ocurre con las armas atómicas", lo que tendría que dejar más tranquila a la población. El mismo había sido lanzado entonces desde un bombardero estratégico, Tu-160, arrasando por completo un bloque de departamentos, con un poder destructivo nunca visto en una bomba que no fuera nuclear.

El mayor daño es causado por la onda expansiva supersónica y por las temperaturas extremadamente altas, que volatilizan todo lo que esté cerca.

La Atbip, que tiene a su disposición el presidente Vladimir Putin, sería cuatro veces más poderosa que la bomba estadounidense que impactó contra un refugio de Isis en Afganistán.

La "madre de todas las bombas".

El ataque estadounidense con la "madre de todas las bombas" mató a 36 militantes del Estado Islámico. La bomba destruyó, además, tres túneles que EI empleaba como depósitos de armas y otros equipos.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) negó a través de la agencia de noticias Amaq que se registraran muertos o heridos en sus filas por el ataque de EEUU con su bomba no nuclear más potente.