Global

Toca turno a Olivetti Paredes; renuncia a la Injeo

Toca turno a Olivetti Paredes; renuncia a la Injeo

- Olivetti Paredes Zacarías, la priista que estaba al frente del Instituto de la Juventud del Estado de Oaxaca (INJEO) y que fue señalada por robar 250 mil pesos para hacer su fiesta de cumpleaños, entre otros actos de corrupción, renunció a su cargo en la administración de Alejandro Murat.

Paredes Zacarías fue denunciada penalmente por amenazas, daños y acusada públicamente de presuntos actos de corrupción, malversación de recursos públicos y tráfico de influencias.

Felipe Valdivieso dio a conocer facturas y documentos donde muestra que además de financiar, a través de Reconstruyendo Oaxaca, el cumpleaños de la funcionaria con recursos públicos, también le pagaron los trajes de gala del Istmo de Tehuantepec que exhibió en encuentros con el presidente de la república, Enrique Peña Nieto.

De igual forma en días pasados el empresario constructor, Felipe Valdivieso Vega presentó una demanda penal en contra de la directora INJEO por el delito de amenazas y hostigamiento.

La documentación que fue presentada en nsu contra sostiene que gestionó recursos y acciones a través de la diputada federal del PRI, Yolanda López Velasco, para hacer uso indebido de recursos federales para fines personales en el año 2015.

La funcionaria priista es acusada de presuntamente desviar 250 mil pesos del techado de una escuela para festejar su cumpleaños.

A cambio de la gestión que ofreció, debido a que supuestamente tenía acuerdo con Alberto Benítez, exsubsecretario de Finanzas, pedía el 75 % de los recursos que se les diera por proyectos del PET, ya que había bajado 20 millones de pesos, y de las obras en municipios pedía el 25 %.

El gobernador Alejandro Murat aceptó la renuncia de la exfuncionaria para que procedan las investigaciones correspondientes en su contra, tanto de la Fiscalía General del Estado, como de la Secretaría de la Contraloría.