Financiera

Propondrá Trump cambios al TLCAN en 2 semanas

Propondrá Trump cambios al TLCAN en 2 semanas

El presidente Donald Trump prometió hoy que buscará hacerle "grandes cambios" al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y reiteró que, de lo contrario, abandonará el acuerdo comercial iniciado con Canadá y México en 1994.

Hasta el momento el gobierno de Trump no ha entregado al Congreso la notificación oficial para el comienzo del periodo de espera, toda vez que aún no ha sido confirmado el nominado a representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, en el Comité de Finanzas del Senado.

El martes por la tarde, "Trump repitió que el tratado ha sido un desastre para Estados Unidos, para las empresas y los trabajadores, agregando que saldrán del tratado en caso de no haber cambios sustanciales en las negociaciones", que iniciarán el próximo verano boreal, reseñó la firma financiera, en un informe dirigido a los mercados bursátiles y cambiarios.

Para Trump, la renegociación del TLC es una promesa de campaña importante, pero para muchos legisladores, que por ley deben ser consultados en las negociaciones, y que eventualmente votarían sobre el acuerdo, la renegociación no es ni una promesa ni una prioridad.

"Ningún sector económico mexicano será moneda de cambio para mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)", aseguró Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

La premura de Trump coincide con la expresada por el gobierno mexicano.

"A menudo olvidamos en el debate sobre el TLCAN están los beneficios para las empresas estadunidenses", escribieron las autoras: Mary Amiti, una investigadora de la Fed de Nueva York, y Caroline Freund, investigadora senior del Peterson Institute for International Economics.

Actualmente, los productos fluyen libres de impuestos a través de las fronteras de Estados Unidos, México y Canadá, un producto clave del TLCAN, que ha convertido a Norteamérica en un poderoso bloque comercial.

La actualización del acuerdo comercial con el viejo continente, adelantó, estipula los mecanismos de inversión en áreas como las telecomunicaciones, el financiero y el energético, como parte de las reformas emprendidas por la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto, encaminadas a abrir cuellos de botella en sectores estratégicos en los que con anterioridad era casi imposible invertir.

Bajo la llamada Fast Track Act (Acta de la Vía Rápida), el poder ejecutivo de Estados Unidos tiene un plazo de 60 días, después de notificar a los dos comités lo que pretende hacer, para establecer los parámetros de renegociación de un acuerdo comercial internacional.

Expuso que los Estados Unidos van a renegociar el TLC poniendo algunas reglas para los certificados de origen.

Los aranceles varían según el producto, desde aguacates hasta automóviles. "México no se sienta a conversar con Estados Unidos de ese tema, y no va contribuir de forma alguna en ello", apuntó. Estados Unidos sólo podría elevar los aranceles a las importaciones mexicanas a alrededor de 4 por ciento.