Global

Ralph Haiek, nuevo presidente del INCAA — Argentina

Ralph Haiek, nuevo presidente del INCAA — Argentina

En este marco, Avelluto adelantó que el Gobierno está "evaluando cuales van a ser los pasos a seguir", pasos que no están orientados a "reducir o a achicar el apoyo del Estado" al cine nacional. Además, desmintió el rumor de que se iba a cambiar la ley sobre el Fondo de Fomento al Cine en detrimento de la industria nacional de cine.

En tanto, el ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, justificó su decisión de exigirle la renuncia a Cacetta y explicó que se debió a que "se descubrieron gastos raros que hay que investigar" y las explicaciones del ex presidente del organismo "no convencían".

"El pedido de renuncia resulta sorpresivo y supone un cambio en el concepto de institucionalidad y transparencia que, desde el Ministerio de Cultura, se impuso oportunamente al momento de elegir a las autoridades del Incaa", señala el comunicado que lleva la firma de la Cámara Argentina de la Industria del Cine, la Asociación General de Productores, la Cámara de Distribuidores Independientes de Cine, el Sindicato de la Industria Cinematográfica y la Academia, entre otras entidades. Sin embargo, referentes del sector cuestionaron esa versión, al advertir que los proyectos edilicios se concretaron.

"Cuando uno llega con un montón de entusiasmo, pero uno tiene que ser consciente de que hay sectores que están interesados en que no se hagan reformas y ante eso uno tiene que tener la voluntad política de enfrentarlos para poder avanzar. En el caso de Alejandro, él no tuvo esa voluntad", remarcó.

"Le dije (a Cacetta) que esperaba una respuesta muy clara y muy concreta frente a estos hechos y que se tomaran medidas como desplazamientos, denuncias, sumarios, etcétera, y a lo largo de las semanas las respuestas que fui obteniendo no fueron convincentes", indicó. Pero nada de ello habría ocurrido, según el punto de vista del ministro.

Para Campanella, siguiendo con el comunicado al que suscribe, "las imputaciones de supuestas irregularidades o hechos de corrupción" son de "absoluta liviandad y falta de rigor". "Pero hay resistencia, hay kioskos, kioskitos, maxikioskos y polirrubros que vienen pasando no por Alejandro Cacetta, sino que vienen de años", sostuvo el funcionario nacional.