Tecnología

Vicepresidente EEUU concluye visita a Japón — RESUMEN

Vicepresidente EEUU concluye visita a Japón — RESUMEN

Las dos partes coincidieron en la opinión de que la comunidad internacional debe unirse con firmeza ante las provocaciones norcoreanas que quebrantan las normas internacionales.

Japón es el cuarto mayor socio comercial de Estados Unidos y uno de los mayores inversores mundiales en ese país, donde la inversión directa supera los 400 mil millones de dólares.

El pasado 17 de abril, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, emitió el lunes una severa advertencia a Corea del Norte, al afirmar que los ataques del Pentágono en Siria y Afganistán demuestran que la resolución del Gobierno de Donald Trump no debería ser puesta a prueba.

Los comentarios de Pence se producen después de que un importante responsable de Corea del Norte expresara que Pyongyang contaba con acelerar el ritmo de sus disparos balísticos.

Los medios norcoreanos hicieron eco por primera vez de la visita de Pence y su reunión con el presidente surcoreano en funciones, Hwang Kyo-anh, en un texto publicado en su web de propaganda "Uriminzokkiri".

Corea del Norte se comprometió a desmantelar su central nuclear de Yongbyon, pero en 2009 dio por muertas las negociaciones y lanzó un cohete espacial con tecnología que podía ser usada para un misil de largo alcance, lo que provocó la condena del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la vuelta al aislamiento diplomático.

- Estados Unidos: si bien el gobierno de Donald Trump aclara que su objetivo es la paz, el despliegue militar que realizó y los dichos de su vicepresidente dejan en claro que la opción bélica está presente en sus planes. "Mientras si se espera a ver qué sucede, siempre existe la posibilidad de que Corea del Norte no haga nada".

"Estados Unidos de América siempre buscará la paz, pero con el presidente Trump, el escudo está en guardia y la espada está lista", aseguró durante su visita a una base de su país en la bahía de Tokio.

De otro lado, se informó que Rusia y China han enviado poderosos buques que se encargarán de vigilar de cerca el movimiento de la flota de combate de Estados Unidos. que se dirige hacia Corea del Sur y que incluye al buque nuclear insignia USS Carl Vinson, dos destructores y un crucero.