Global

Alicia Kirchner: 'Quieren mi cabeza para la campaña electoral nacional'

Alicia Kirchner: 'Quieren mi cabeza para la campaña electoral nacional'

Asi se refirió al episodio que dejó al menos cuatro personas heridas cuando la policía de Santa Cruz reprimió una manifestación espontánea que, pasada la medianoche del viernes, intentó ingresar a la residencia oficial de la gobernadora Alicia Kirchner, en Río Gallegos, en reclamo del pago de haberes adeudados. Cristina responsabilizó a Macri por no ayudar a la provincia.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aseguró que anoche se dispuso un operativo de seguridad especial para proteger la integridad de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por los incidentes que se registraron en la casa de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner.

La ex mandataria aseguró que los incidentes registrados esta madrugada significaron "el lanzamiento de la campaña al mejor estilo de Durán Barba", cuya consigna es "cortar la cabeza de Alicia Kirchner y colgarla como un trofeo, como una suerte de mensaje para todos los gobernadores que no pertenecen a Cambiemos".

"Éramos solo cinco mujeres acá, ni siquiera había policías en la puerta", sostuvo tras hacer referencia a grupos muy organizados que fueron con un ataque absolutamente planificado. "Repudiamos la violencia como método, siempre", escribió.

"Rompieron vidrios y puertas, el cordón de la vereda, rompieron el nicho de gas", dijo la gobernadora en declaraciones a Radio 10.

Así lo afirmó en diálogo con el diario Clarín, al tiempo que dijo que una vez que el conflicto había escalado, "vimos que estaba en una situación de peligro, en la que había manifestantes que amenazaba con entrar la casa". No les importa Santa Cruz en términos electorales porque es una provincia pequeña.

Según Frigerio, Santa Cruz "viene empeorando su situación desde hace, por lo menos, seis o siete años" y pasó "de un equilibrio fiscal en 2007, a un déficit en 2017 de casi $5.000 millones". Por otra parte, admitió que "la gobernadora recibió una provincia quebrada con una superpoblación de la administración pública" y destacó que Kirchner "no echó a nadie a la calle".