Espectáculos

Macron gana la presidencia de Francia y promete unidad

Macron gana la presidencia de Francia y promete unidad

Los líderes internacionales de todos los continentes congratularon a Francia. Una diferencia de 64,42 puntos. El nivel de abstención también se acerca a niveles récord, un 24,89 por ciento, la más elevada desde 1969. El semanario satírico Charlie Hebdo, que siempre lleva una caricatura en la portada, puso un fondo negro con la frase "Segunda vuelta: ¿De verdad hace falta hacerles un dibujo?"; mientras que el diario Le Canard enchaîné tituló con sarcasmo: "También militamos por el ni-ni: ¡Ni Marine, ni Le Pen!".

Una vez confirmado su triunfo y tras sostener una conversación telefónica "breve" y "cordial" con Le Pen, Macron declaró en un discurso solemne en su cuartel general de campaña que "combatirá las divisiones que nos lastran", asegurando que había escuchado "la ira, ansiedad y dudas" de sus compatriotas.

Las cámaras de la televisión captaron desde varios ángulos esta marcha, y paso a paso se escuchaban los primeros compases del último movimiento de la 9° sinfonía del compositor alemán Ludwig van Beethoven, popularmente conocidos como la "Oda a la alegría". Todo un símbolo de su abrazo a la UE. "Nuestra civilización está en juego", afirmó y se comprometió en un mensaje integracionista a "reconstruir el vínculo entre Europa y los pueblos que la componen, entre Europa y sus ciudadanos". La teoría de un país fracturado no dejó de repetirse, pero Macron, cuando se dirigió a la nación, fue categórico al decir que quiere unidad y una mayoría absoluta en las elecciones legislativas para poder reformar a Francia.

En su discurso de tres minutos, Le Pen anunció una "transformación profunda" del Frente Nacional para "estar a la altura de esta oportunidad histórica" para su partido.

El segundo al mando del FN, Florian Philippot, dijo que el nuevo partido no se llamará Frente Nacional.

No obstante, políticos como el izquierdista Jean-Luc Melenchon manifestaron el cuestionamiento al proyecto de gobierno de Macron.

No obstante, el propio Macron reconoció que muchos franceses le votaron anoche solo para frenar a Le Pen, que logró más votantes en Francia que la población individual de 17 países de la UE, desde Portugal o Suecia hasta Luxemburgo o República Checa.

El euro subió ayer y superó los 1.10 dólares tras la victoria del candidato centrista Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas.