Tecnología

Congreso de EUA debe investigar verdaderas razones del despido de Comey

Congreso de EUA debe investigar verdaderas razones del despido de Comey

Es por eso que el FBI de Comey lo investigaba.

Los reportes se dieron a conocer luego de una turbulenta semana en la que Trump despidió a James Comey del FBI e informarse sobre la presunta discusión de asuntos sensibles de seguridad nacional con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia.

El presidente de EUA, Donald Trump, denunció este jueves una "caza de brujas" en su contra tras el nombramiento de un fiscal especial, el exdirector del FBI Robert Mueller, para supervisar la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones y los posibles nexos con su campaña.

Recordó el jefe de la Casa Blanca que nunca se nombró un consejo especial durante lo que consideró como los actos ilegales que tuvieron lugar en la pasada campaña electoral de la candidata Jílary Clínton y del gobierno del también demócrata Barack Obama.

Como asesor especial, Mueller está autorizado a procesar los delitos federales que se deriven de las próximas indagaciones, de acuerdo con la orden del Departamento de Justicia firmada por su subsecretario, Rod Rosenstein. "Mientras, no dejaré de luchar por el pueblo estadounidense y los asuntos más importantes para el futuro de este país", añadió. Sin embargo, no sólo Flynn ha estado bajo sospecha.

Aunque será técnicamente parte del Departamento de Justicia y en última instancia informará a Trump, explica Zurcher, la talla de Mueller es tal, que es poco probable que sea intimidado por el presidente.

Además, surge en medio de la polémica desatada por la información publicada por el Washington Post, en la cita una frase de Kevin McCarthy, líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, durante una conversación con otros miembros del partido, en la que dice: "Creo que hay dos personas a las que paga Putin: (el congresista Dana) Rohrabacher y Trump".

Esta fuerte crisis se produce en vísperas de que el mandatario inicie su primera gira internacional en la que visitará Arabia Saudí, Israel, El Vaticano y a sus socios de la Alianza del Tratado del Atlántico Norte, que preparan intervenciones "adecuadas a las capacidades del presidente" y que no serán de más de cuatro minutos, según publicó ayer la revista Foreign Policy.

"No hubo connivencia mía y de mi campaña, pero solo puedo hablar por mí", afirmó en una conferencia de prensa con su invitado el presidente de Colombia Juan Manuel Santos.