Global

Incendian oficinas de gobierno en protesta contra Temer (Nota y fotos) — Brasil

Incendian oficinas de gobierno en protesta contra Temer (Nota y fotos) — Brasil

"Era una manifestación que estaba prevista como pacífica, pero que degeneró en violencia, vandalismo, agresiones al patrimonio público y amenazas a las personas", sostuvo el ministro.

Según la policía, en la manifestación hay unas 25.000 personas.

Después de controlar las llamas en varios edificios, las fuerzas de seguridad empezaron a dispersar a los manifestantes. Otros ministerio y varias oficinas gubernamentales fueron evacuadas, según las autoridades.

La Policía brasileña reprimió con gases lacrimógenos y spray de pimienta a los manifestantes que intentaban cruzar el perímetro de seguridad montado en torno al Congreso Nacional, en Brasilia, en el marco de una jornada de protesta para reclamar la renuncia del presidente Michel Temer. Temer autorizó la convocatoria al Ejército durante una semana para "garantizar la ley y el orden público".

El ministro de Defensa brasileño, Raul Jungmann, realizó un pronunciamiento esta tarde en el que dijo que "no permitirá que actos como este turben un proceso que se desarrolla de forma democrática y con respeto a las instituciones".

La vía libre para la intervención militar de las calles del Distrito Federal fue publicada en una edición extra del Diario Oficial de la Unión. Ni el gobierno de los militares hacía esto. Este gobierno no puede tolerar una manifestación en su contra.

El Partido de los Trabajadores dijo que la opción por la fuerza terminó con la poca legitimidad que le restaba al mandatario.

Video que muestra a los policías lanzando bombas lacrimógenas y perdigones contra los manifestantes.

Ahora, Temer afronta la peor crisis de su Gobierno desde que llegó al poder, hace apenas un año, tras la suspensión y posterior destitución de su predecesora Dilma Rousseff.

El empresario Joesley Batista denunció a Temer haciendo pública la grabación de una charla entre ambos en la que Temer parece avalar el pago de sobornos.

Además de la dimisión de Temer, pedían elecciones directas para elegir al siguiente Presidente (la Constitución establece que, si Temer es apartado del cargo, la presidencia caerá en manos del presidente del Senado, en este caso, Rodrigo Maia, un conservador también investigado por corrupción, tal como casi el 80% de los legisladores) y el desmantelamiento de los proyectos de austeridad del actual Gobierno. A gritos parlamentarios opositores hicieron todo lo posible para interrumpir los debates.