Tecnología

Presidente de Rusia Vladímir Putin inaugura la Copa Confederaciones

Presidente de Rusia Vladímir Putin inaugura la Copa Confederaciones

El presidente ruso, Vladímir Putin, y el máximo dirigente de la FIFA, Gianni Infantino, dieron ayer la bienvenida a los aficionados de todo el mundo minutos antes del inicio del partido inaugural de la X Copa Confederaciones.

Cuando parecía que los visitantes presentaban una ligera reacción, una mala salida en su campo le permitió a Dmitry Poloz robar el esférico para servir para Fedor Smolov, quien de primera cedió a Denis Glushakov que se quitó al portero y en el último toque Michael Boxall la envió al fondo de las redes, al minuto 31, para irse así al descanso.

El partido tuvo el nivel esperable en un duelo entre una Rusia cuyos jugadores se desempeñan en su totalidad en el campeonato local y una Nueva Zelanda integrada por futbolistas que, en el mejor de los casos, juegan en el Leeds United y el Ipswich Town de Inglaterra, Unterhaching alemán o el San José Earthquakes estadounidense.

Rusia quedó provisionalmente al frente en el Grupo A, con tres puntos, a la espera del resultado del encuentro dominical que se realizará en Kazán entre Portugal y México. Rusia 2 - Nueva Zelanda 0.

Ante la falta de profundidad de los suyos, el seleccionador del equipo oceánico, Anthony Hudson, sacó al jugador del Marsella, Tuiloma, la mayor promesa del fútbol neozelandés, y después al héroe del Mundial de Sudáfrica, el veterano Smeltz.

Por su parte, Nueva Zelanda, que juega por tercera vez la Copa Confederaciones, deberá mejorar si pretende avanza a la siguiente ronda. 513 minutos que Nueva Zelanda no puede celebrar un gol, aquella preciada obra del fútbol.

Poco después, Smólov, la estrella del equipo eslavo, pero que había pasado totalmente inadvertido, marcó el segundo gol del partido.

Para avanzar a la siguiente fase los neozelandeses necesitan lograr un triunfo, porque en teoría es inferior a Portugal y México, partidos en los que les sería complicado sumar.