Global

Colombia ofrece una recompensa millonaria por información sobre el atentado de Bogotá

Colombia ofrece una recompensa millonaria por información sobre el atentado de Bogotá

Las autoridades colombianas investigan la autoría del atentado, del que se deslindó tanto el jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", como el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El embajador francés en Colombia, Gautier Mignot, escribió el tuit en español: "A sus 23 años, en voluntariado en Bogotá, una compatriota perdió la vida en una explosión. Tristeza y condolencias a sus familiares". Además, también formaron parte el fiscal general, ministros y funcionarios del Gobierno.

En segundo lugar podemos ver al Clan del Golfo actuando bajo las directivas de Otoniel y el denominada Plan Pistola, consistente en la realización de "posibles acciones de impacto en las principales ciudades capitales, especialmente en Medellín y/o Bogotá".

"Un abrazo fraterno y solidario al pueblo y gobierno colombianos".

El mandatario aseguró que estará al frente de las investigaciones por el atentado en Bogotá. Compartimos el dolor y nos solidarizamos con las víctimas.

¿Pero el atentado apunta a dañar el proceso de paz en Colombia?

Al momento de escribir esto, estoy casi seguro de que los bogotanos (de nacimiento por adopción) repudiamos totalmente lo acontecido en la tarde del sábado en el Centro Comercial Andino.

Varias ambulancias y camiones de bomberos llegaron al lugar y trasladaron a los heridos al hospital, donde murieron dos. "Este MRP tiene experiencia en explosivos, en atentados a la Policía y ha ejecutado otros ataques contra uniformados en Bogotá, o sea que no se puede descartar", agrega Marulanda. Tres de estas víctimas están en condición crítica.

"Hay grupos de extrema derecha que pueden estar beneficiándose al tratar de contaminar los intentos de paz que construye la sociedad colombiana", afirmó el experto. Al momento se desconoce la identidad de las otras dos personas fallecidas. Algunos analistas atribuyen el aumento en los hechos de violencia al deseo del ELN de obtener mejores concesiones en la mesa de negociaciones.

Aun así, el Centro Andino es un blanco difícil.

Bogotá ha tenido una notable mejoría en seguridad en la última década con el paulatino fin de su añejo conflicto armado, pero la capital sigue siendo vulnerable a ataques debido a que los bogotanos han bajado la guardia. Todos los vehículos que ingresan a su estacionamiento son revisados por perros detectores de explosivos y hay guardias de seguridad presentes en todo el recinto.