Global

Evo expresa solidaridad con Colombia por atentado

Evo expresa solidaridad con Colombia por atentado

Al menos tres personas murieron y once más resultaron heridas -tres de gravedad- en un atentado terrorista perpetrado este sábado en el Centro Comercial Andino de Bogotá, informó el alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa.

El diario El Tiempo, en su edición dominical, informa que el gobierno manejaba como hipótesis que el ataque pudo haber sido responsabilidad de un llamado Movimiento Revolucionario Popular, un pequeño grupo de izquierda radical, con presencia en Bogotá, que estaría formado por guerrilleros disidentes y "extremistas" de la estatal Universidad Nacional.

Las otras víctimas fatales son las colombianas Ana María Gutiérrez y Leidy Paola Jaimes, de 27 y 31 años, respectivamente.

La explosión ocurrió en el baño de mujeres, ubicado en el segundo piso del Centro Comercial Andino, a las 4:54 de la tarde (hora Colombia) de este sábado.

"Una compatriota perdió la vida en una explosión".

El embajador de Francia en Colombia, Gautier Mignot, también se mostró "consternado" por el fallecimiento de Julie Huynh, la ciudadana francesa que murió en el atentado.

Santos aseguró que no va a descansar hasta capturar a los responsables.

En ese momento el embajador Mignot reafirmó el apoyo total y constante de Francia al proceso y la etapa de implementación del acuerdo de paz, tanto a nivel bilateral, como en el ámbito de las Naciones Unidas y la Unión Europea.

Monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal colombiana, aseguró que este acto podría ser "coletazos de los enemigos de la paz que de alguna manera quieren que el ambiente siga siendo de guerra".

El comandante en Jefe de las Farc, Rodrigo Londoño, expresó en Twitter: "Solidaridad con las víctimas de hoy en Bogotá".

En su intervención, Santos rehusó confirmar o desmentir hipótesis sobre los posibles autores del ataque, que fue rechazado por las guerrillas de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con las que su Administración ha liderado procesos de paz por separado.

El gobierno de Santos y el ELN, con unos mil 500 combatientes según cálculos oficiales, instalaron diálogos de paz en febrero para superar medio siglo de conflicto armado. Las conversaciones se desarrollan en medio de la conflagración.

Por su parte, España pidió que "caiga todo el peso de la justicia", a la vez que difundió "su solidaridad al pueblo hermano colombiano frente a la terrible lacra del terrorismo, cuyo accionar cobarde y miserable, independientemente del lugar del mundo donde se manifiesta, le lleva siempre a golpear al víctimas indefensas e inocentes".

"El terrorismo lo que que quiere es cambiar la agenda al país, empezando por el presidente; la respuesta por este tipo de ataque es la normalidad", afirmó Santos.