Financiera

Cuba asegura que no negociará bajo presión con EEUU

Cuba asegura que no negociará bajo presión con EEUU

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó desde la ciudad de Viena (Austria), las nuevas medidas tomadas por el gobierno de Estados Unidos bajo el mando del presidente Donald Trump, quien en días pasados anunció el fortalecimiento del bloqueo contra la isla.

"En uso de la ley nacional, el derecho internacional y la tradición latinoamericana, Cuba ha concedido asilo político o refugio a luchadores por los derechos civiles de Estados Unidos", expuso el canciller.

A su vez Cuba no extraditará a Estados Unidos a ciudadanos reclamados por la Justicia de ese país, que "carece de base política y legal para reclamarlos", afirmó Rodríguez.

El pasado viernes el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva para limitar los viajes individuales y los negocios con empresas relacionadas con el Ejército cubano, además de condicionar las negociaciones con Cuba a "pasos concretos" como la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "presos políticos".

Afirmó que esa actitud no sólo afectará el lazo entre ambos países, sino también las "relaciones de EU con América Latina".

Finalmente consideró que las medidas anunciadas por Trump no cumplirán sus propósitos y que podrían costarle más dinero a los contribuyentes y a los empresarios estadounidenses.

Una es para hacer negocios con las empresas administradas por los militares cubanos y otra para imponer de manera más estricta las limitaciones de viaje a la isla que ya rigen sobre los estadounidenses.

El vicepresidente del Senado, Luis Sánchez Jiménez, lamentó el cambio de política respecto del proceso de normalización de relaciones diplomáticas y comerciales entre Estados Unidos y Cuba. "Esta es una regresión política a los ambientes de Guerra Fría que no produjeron cambios democráticos".

El canciller dijo que Trump "está mal asesorado" y que toma decisiones que "sólo favorecen intereses mezquinos de una envejecida y extremista minoría de origen cubano y de un puñado de políticos", en referencia a los sectores más duros del exilio en Miami. "Como establece la Constitución de la República de Cuba, jamás negociaremos bajo presión o amenaza", aseveró y ratificó que la isla tampoco "realizará concesiones inherentes a su soberanía e independencia".

Añadió que "estas medidas impulsadas (por Trump) ignoran el apoyo mayoritario al levantamiento del bloqueo en el Congresos (de EE.UU.), muchos de ellos republicanos, del sector empresarial, de la prensa, de las redes sociales y de la opinión publica".

Aunque el anuncio no es una regresión total del acercamiento a Cuba, apunta a los viajes y el acercamiento económico entre los dos países, que floreció en el corto tiempo desde que restauraron sus relaciones.