Global

Cuba confronta a Trump

Cuba confronta a Trump

Cuba dijo el lunes que el discurso pronunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que anunció nuevas restricciones con La Habana fue un "grotesco espectáculo" y agregó que su país no devolverá a los denominados "fugitivos" buscados por la justicia de su ex enemigo de la Guerra Fría.

El jefe de la diplomacia cubana alertó también que es posible anticipar que esas medidas afectarán las relaciones de Washington con América Latina y el Caribe, así como la política exterior norteamericana.

En su dura comparecencia del viernes, Trump justificó su revisión de la política hacia Cuba argumentando que así logrará el derrocamiento del gobierno comunista y fomentará mayores libertades civiles en ese país.

La acción es considerada como un intento de dar marcha atrás a partes de la política del ex presidente estadounidense Barack Obama de normalización de las relaciones diplomáticas estadounidense-cubanas, que fue introducida en diciembre de 2014.

Trump hizo un llamado al régimen cubano "a que venga a la mesa de negociación con un nuevo acuerdo que éste en el mejor interés de su pueblo y de nuestro pueblo".

El pasado 16 de junio el presidente Trump anunció en Miami el endurecimiento del bloqueo contra Cuba, entre las que destacaron, la división de las relaciones económicas, comerciales y financieras de las compañías estadounidenses con compañías cubanas, la prohibición de viajes de EE.UU. hacia la isla, revisión de programas subversivos y la derogación de los tratados de la administración de Obama.

La Casa Blanca emitió un comunicado en el que indica que ambos líderes trataron sobre "la nueva política de Estados Unidos sobre Cuba" y acerca de "la terrible situación en Venezuela" indicó el escrito.

Y aunque reiteró la "voluntad de Cuba de continuar con EU el diálogo respetuoso", descartó que esto implique concesiones políticas. Además, asignarán al gobierno federal la complicada labor de regular el viaje de estadounidenses a Cuba para asegurarse de que no se realicen transacciones con el conglomerado vinculado al ejército que dirige gran parte de la economía cubana.