Global

La guerra abierta de Miley Cyrus y Dolce & Gabbana en Instagram

La guerra abierta de Miley Cyrus y Dolce & Gabbana en Instagram

Stefano Gabbana, uno de los creadores de la marca, no tardó en responder también utilizando Instagram.

El debut de Braison Cyrus en las pasarelas con Dolce & Gabbana dio pie para que su hermana mayor, la cantante Miley Cyrus criticara a la marca internacional de moda por "defender ideologías políticas", algo que varios medios estadounidenses ligan con la molestia de la artista con los personajes que hoy habitan la Casa Blanca. El sol de junio brillaba, la gente subía fotos de piscinas a Instagram y Dolce & Gabbana celebraba un desfile en Milán para presentar su ropa de hombre para la primavera/verano del año que viene.

"Enhorabuena @braisonccyrus por tu primer desfile".

Ante dicho evento, Miley, como hermana orgullosa, utilizó su cuenta de Instagram para felicitar a Braison, al mismo tiempo que despotricó contra la prestigiosa firma por supuestamente vestir a la primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump. Nunca ha sido el sueño de mi hermano pequeño el ser modelo, ya que es uno de los músicos con más talento que he tenido la suerte de escuchar. pero es muy típico de los Cyrus probar todo al menos una vez (sin razón alguna) y abrazar las oportunidades que te animen a salir de tu zona de confort.

Pero las palabras que causaron el enojo de Stefano Gabbana fueron las siguientes: "Posdata D&G, estoy TOTALMENTE en desacuerdo con sus políticas... pero apoyo el esfuerzo de su compañía por celebrar a los jóvenes artistas y darles una plataforma para dejar que todos vean su luz brillar", agregó la cantante. ¡De Nashville a Italia! Además, recalcó: "Somos italianos y no nos preocupamos por la política ¡y menos por la americana!" Nosotros hacemos vestidos, y si crees que harás política con un post, eso es simplemente ignorante. "No necesitamos tus publicaciones o tus comentarios, así que la próxima vez solo ignóranos". Por el momento, Miley no ha vuelto a contestar al diseñador y, por supuesto, su hermano no se ha pronunciado ni a favor ni en contra, porque obviamente, desfilar para Dolce & Gabbana es todo un lujo (y un gran escaparate a nivel mundial) al que es muy difícil renunciar.