Global

Portugal: incendio forestal deja al menos 62 muertos

Portugal: incendio forestal deja al menos 62 muertos

Al menos tres pueblos cercanos a Pedrogao Grande fueron evacuados.

Las altas temperaturas y el viento han dificultado las tareas de extinción del incendio, destacó Rebelo de Sousa, antes de precisar que "no hay ni falta de competencia, ni de capacidad, ni de respuesta" ante desafíos de estas características.

Hasta el momento, los incendios han dejado un saldo de al menos 61 muertos y 62 heridos; asimismo, han obligado a la evacuación de cinco localidades.

El Gobierno de Portugal decretó, desde hoy, tres días de luto nacional por las víctimas.

El fuego arrasó hectáreas y hectáreas de bosques. La Unión Europea informó que, a petición de Portugal, se está organizando el envío de hidroaviones.

Autoridades presumen que un rayo cayó sobre un árbol seco y propagó el fuego de forma intensa en la región.

El alcalde de la municipalidad, Valdemar Alves, dijo que había áreas "completamente rodeadas" por el fuego y que no había suficientes bomberos para combatirlo.

De los 57 heridos, seis de ellos se encuentran en grave estado, dijo el secretario de Estado de Administración Interna, João Gomes.

El primer ministro de Portugal, António Costa, describió las llamas -que han herido a decenas de personas más- como "la mayor tragedia que hemos visto en los últimos años en cuanto a incendios forestales", y advirtió que el número de muertos podría aumentar.

Urbano de Sousa, que dio a periodistas los últimos datos del siniestro, subrayó que los equipos forenses trabajan sin descanso para identificar a los fallecidos, cuyos restos han sido trasladadas a Coimbra para realizar los análisis pertinentes.

"El riesgo de incendio es máximo" en el centro, avisó Protección Civil.

Asimismo, dos de las nuevas víctimas fallecieron en un accidente de tránsito en la zona "presumiblemente motivado por las llamas", indicó el secretario de Estado, quien añadió que los bomberos esperan "dentro de poco" extinguir dos de los cuatro frentes que permanecen activos.

Imágenes de televisión mostraron a cientos de residentes locales siendo tratados de intoxicación por humo en tiendas de campaña instaladas por los servicios de emergencia en la zona.