Global

Trump contra Cuba: vuelta al pasado

Trump contra Cuba: vuelta al pasado

Pero al mismo tiempo, el canciller aseguró que las medidas anunciadas por Trump también "dañarán los intereses de los estadounidenses".

"Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962, que no solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano", dijo el comunicado.

En su lugar, el Presidente estadounidense, otra vez mal asesorado, toma decisiones que favorecen los intereses políticos de una minoría extremista de origen cubano del estado de Florida, que por motivaciones mezquinas no desiste de su pretensión de castigar a Cuba y a su pueblo, por ejercer el derecho legítimo y soberano de ser libre y haber tomado las riendas de su propio destino.

El Gobierno de Cuba rechaza la manipulación con fines políticos y el doble rasero en el tratamiento del tema de los derechos humanos.

En ese sentido, afirmó que en Estados Unidos son frecuentes los abusos y los asesinatos por parte de policías, especialmente contra afrodescendientes, hay restricciones a los derechos de salud y educación, represión de inmigrantes y refugiados y se discrimina la cultura y la religión islámica.

Segundo, que tanto en fondo como en forma supone un severo retroceso en la distensión de conflictos internacionales que el anterior mandatario demócrata avanzó en el último tramo de su gobierno y, en particular, de un lamentable relanzamiento de las fracturas heredadas de la guerra fría, las cuales hoy en día han perdido toda justificación.

"Mantenemos una relación muy respetuosa y constructiva con Estados Unidos, pero siempre tuvimos una diferencia de opinión sobre el nivel de compromiso con Cuba", expresó Trudeau.

Según informó la Casa Blanca en un escueto comunicado, Trump "discutió asuntos bilaterales y regionales", incluida "la nueva política de Estados Unidos sobre Cuba".

Cuba denuncia decisión del presidente de EE.UU.de revertir acercamiento bilateral, pero reitera su voluntad de continuar el diálogo 'respetuoso' con Washington. En los dos últimos años se ha demostrado que los dos países, como ha expresado reiteradamente el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, pueden cooperar y convivir civilizadamente, respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie a ambas naciones y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia, ni acepte condicionamientos de ninguna índole.

Por su parte, en una declaración difundida simultáneamente en todos los medios estatales, el Ejecutivo de Raúl Castro respondió a los anuncios realizados en Miami y señaló que "cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba" estará condenada al "fracaso".