Medicina

Muere el premio Nobel de la Paz chino Liu Xiaobo

Muere el premio Nobel de la Paz chino Liu Xiaobo

A finales de junio de 2017, Liu Xiaobo pudo salir de la cárcel para ser hospitalizado inmediatamente por un cáncer de hígado en fase terminal. "El comité noruego de los premios le concedió el galardón por su larga y pacífica lucha por los derechos humanos fundamentales en China".

Un profesor universitario convertido en activista de derechos, Liu fue calificado como un criminal por las autoridades.

El acceso a cualquier información sobre el renombrado disidente era limitada, pues tanto Liu Xiaobo como el reducido grupo de familiares que le acompañaban en el hospital estaban estrictamente controlados por las autoridades.

Frente al endurecimiento de la política del régimen, inició una huelga de hambre en la célebre explanada de Pekín, en compañía del cantante Hou Dejian y de otros dos intelectuales, Zhou Duo y Gao Xin.

El régimen del Partido Comunista aplastó el movimiento con una ofensiva militar el 3 y 4 de junio.

Detenido después de la sangrienta represión del movimiento, el opositor pasó un año y medio en la cárcel sin haber sido condenado.

En las escasas fotos que hay de los periodos de su vida que pasó en libertad, llama la atención su figura delgada, con unos lentes de montura delgada, una frente amplia y el pelo rapado.

En 2003 lo nombraron presidente del Centro Independiente Chino de PEN, una organización de escritores, fundada en 1921 para promover la cooperación intelectual entre escritores de todo el mundo. Es uno de los autores de un osado manifiesto, la Carta 08, que pedía elecciones libres. "Hay que terminar con la práctica de tratar los escritos como un crimen", rezaba el texto.

El disidente, encarcelado en 2009 por "incitar a la subversión contra poder del Estado chino", murió este jueves en el Hospital de Medicina China de Shenyang, en la provincia nororiental de Liaoning, donde se encontraba internado desde hace 17 días, en espera de autorización para recibir tratamiento en el extranjero. Desde entonces, la comunidad internacional exigió su liberación. Mientras el escritor pasaba los últimos años en prisión, su mujer Liu Xia fue puesta bajo arresto domiciliario.