Financiera

Una mujer está grave por consumir "nuez de la india" para adelgazar

Una mujer está grave por consumir

El "fruto mágico" siempre generó controversia. En Argentina está prohibida su comercialización por la Anmat, ya que fue considerado "tóxico". Entre otras contraindicaciones, aparecen descompensaciones, arritmias e infartos. Pero su ingesta puede ocasionar la muerte. Obviamente, los vendedores omiten este "pequeño" detalle, o simplemente lo desconocen.

El subdirector asistencial del Hospital Central, Jorge Pérez, indicó que el médico en la casa de la mujer le hizo reanimación, la intubó y una vez estabilizada la trasladaron al nosocomio donde ingresó en unidad coronaria y aún continúa internada allí. La paciente tuvo un cuadro de diarrea por cinco días que derivó en un paro cardiorrespiratorio y posterior traslado al hospital, recordó, Pérez, quien aconsejó no tomar por mucho tiempo medicamentos no supervisado por un profesional. Esto ocurrió dos semanas atrás.

La nuez de la India es un producto legalmente usado para la elaboración de resinas y en el organismo humano tiene propiedades laxantes.

Julia no era la única que consumía la nuez, su familia también lo hacía y su madre fue quien advirtió a los médicos de esta práctica. Luego, los estudios confirmarían la intoxicación por nuez de la india.

Las semillas tienen una acción purgante drástica que puede conllevar al estado de deshidratación y pérdida excesiva de minerales, situación que representa un importante riesgo para la salud.

Médicos y profesionales de la salud siempre advirtieron sobre la peligrosidad de esta semilla, que se puede conseguir con facilidad y sobre todo en Internet. La mujer decidió comenzar una dieta hace ocho meses utilizando la polémica "nuez de la India", un fruto originario de Indonesia que se popularizó hace algunos años en el país y con el que prometen la "figura perfecta" en pocos meses.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) argumentó su decisión con base en las "evidencias de toxicidad" encontradas en los cuerpos de tres personas fallecidas en Brasil que consumían la nuez de la India.