Espectáculos

Rubí le da al reguetón, mientras su abuela muere de hambre

Rubí le da al reguetón, mientras su abuela muere de hambre

El periódico Excélsior reveló que mientras la popular quinceañera mexicana Rubí goza de la fama, su abuelita sobrevive de la recolección de botellas de plástico (PET). Tiene 97 años y se nota cansada por la edad y el abandono, en su humilde casa construida con restos de ladrillos ubicada en la calle San Juan Bautista No. 404 'b', en Matehuala, San Luis Potosí.

- Mientras que la famosa quinceañera Rubí se encuentra en la cúspide de la fama, contagiando a sus seguidores a ritmo de reggaetón con la canción 'No quiero nada', cuyo video ya suma más de 200 mil reproducciones, su abuela paterna vive en la pobreza.

En el lado opuesto de su nieta, Demetria pasa hambre y frío cuidando de un hijo enfermo.

Pues, mientras en La Joya, San Luís Potosí, la familia vive con comodidades y Rubí se vuelve más famosa ahora en su carrera como cantante, parte de la familia vive muchas carencias.

A distancia, Rubí presume en redes sociales los preparativos de su material discográfico, comparte imágenes en diversas partes de México, realiza enlaces donde elige entre un corte argentino, una hamburguesa, una pizza...

Demetria está enferma y ya no puede moverse por sí sola, lo hace con la ayuda de su hijo Felipe, quien recientemente fue operado de cataratas, situación que le impide acercarse a la lumbre pero que él pasa por alto por la necesidad de cocinar algo para su madre.

En Ampliación Guadalupe un lujo es alcanzar los 90 pesos gracias a la recolección de PET.

Felipe Ibarra García, tío de Rubí, en ocasiones no logra juntar recursos para poder alimentar a su mamá, debido a sus problemas de salud.

"Ni nos invitaron a la fiesta, somos pobres", señaló Felipe a la edición. Y Demetria y su hijo Felipe sobreviven en Matehuala. Su hermano Felipe, dice, ni se ha parado por ahí.