Global

China defenderá a Corea del Norte si EU ataca primero

China defenderá a Corea del Norte si EU ataca primero

¿No tienen nada mejor que hacer el dictador de Corea del Norte y el presidente de Estados Unidos que jugar a la guerra nuclear?, es la pregunta que se hace una humanidad aterrada ante dos chiquillos desarrollados en tamaño mas no emocionalmente, que se amenazan mutuamente con armas atómicas.

Ambos países han tomado esta decisión durante la conversación telefónica que han mantenido el consejero de Seguridad Nacional estadunidense, Herbert McMaster, y el jefe de la Oficina Presidencial de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong.

China, principal socio comercial y aliado histórico de Corea del Norte, ha intentado mantener una posición neutral en las actuales tensiones.

China debe aclarar que se mantendrá neutral si Corea del Norte comienza a lanzar misiles y amenaza el territorio norteamericano.

Además, el régimen de Kim Jong-un se mostró bastante molesto por la decisión de Naciones Unidas de incrementar las sanciones contra el país.

La manera de desarrollar esa acción sería una ofensiva con bombarderos pesados B-1B Lancer que partirían desde la base aérea Andersen, ubicada en la isla de Guam.

Las partes concernientes deben evitar actos y palabras que puedan aumentar la tensión en la región.

China "resistirá firmemente que cualquier bando quiera cambiar el 'statu quo' de áreas donde haya intereses chinos", destacó el Global Times, diario no directamente ligado al Gobierno chino aunque sí relacionado con sectores nacionalistas del régimen, y que en ocasiones usa una retórica más agresiva que la de Pekín.

Mientras Trump reiteraba sus avisos de que no iba a permitir a Corea del Norte que amenazara a Estados Unidos, el presidente manifestó su intención de encontrar una resolución pacífica a la situación. La explicación tomada al pie de la letra y sin que se enlace a situaciones de tensión con Japón y la India, parece inofensiva, porque a simple vista lo que se busca como el único fin, en principio, es disuadir a Pyongyang, o defender a Seúl de sus posibles ataques con misiles nucleares, los que han probado tener la capacidad de alcanzar el otro lado de la península.