Global

Declaran emergencia por choques en una marcha supremacista blanca en EE.UU

Declaran emergencia por choques en una marcha supremacista blanca en EE.UU

Violentos enfrentamientos ocurrieron este sábado entre grupos nacionalistas blancos y contra-manifestantes en Charlottesville, Virginia, cuando miles de los supremacistas comenzaban a reunirse para una protesta en el centro de la pintoresca ciudad, sede de la Universidad de Virginia.

La medida surge después de que las autoridades locales solicitaron más recursos para controlar las tensiones, indicó el departamento de policía.

Los incidentes se produjeron la víspera de una marcha en protesta por el retiro de una estatua del general confederado Robert E. Lee de una plaza pública, que se prevé convocará más de 2.000 personas y contará con la presencia de figuras de la nueva extrema derecha norteamericana, como Richard Spencer.

En este caso los agentes policiales han trazado un perímetro de seguridad en torno a los manifestantes, que han empezado a proclamar cánticos como "Jodéos, maricones" y "Combatamos contra la Sharia (ley islámica) ahora".

La polémica marcha "Unir a la derecha" concentra hoy a cientos de blancos supremacistas en Charlottesville.

Siguiendo esta línea antisemita y xenófoba, otros de los asistentes han marchado al grito de "los judíos no nos reemplazarán" o "Un pueblo, una nación, terminemos con la inmigración" antes de llegar a la rotonda principal de la universidad de Virginia, rematada por una estatua del ex presidente estadounidense Thomas Jefferson, donde se encontraban concentrados un pequeño grupo de contramanifestantes con la pancarta "Estudiantes de Virginia contra el supremacismo blanco". "Condeno enérgicamente el asalto que han perpetrado, sin mediar provocación alguna, contra miembros de nuestra comunidad que intentaban mantener el orden", ha lamentado.

Por lo menos una persona fue arrestada y varios en el plantel fueron tratados por lesiones menores, dijo el periódico Daily Progress.

El alcalde de Charlottesville, Mike Signer, denunció que el "desfile cobarde de odio, racismo e intolerancia marchan por los jardines del arquitecto de nuestra Declaración de Derechos".