Global

Venezuela acusó de "intervencionista" al pronunciamiento del Grupo de Lima

Venezuela acusó de

La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente el pronunciamiento emitido el 18/08/2017 por el autodenominado Grupo de Lima en relación a las decisiones soberanas de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), representante legítima del poder constituyente originario, lo cual constituye a todas luces un nuevo acto de injerencia en los asuntos internos venezolanos por parte de los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, en violación de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y de las normas del derecho internacional.

Los países firmantes de la declaración de Lima también expresaron en una nota su "enérgica condena a la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente de usurpar las competencias" del Parlamento, en la que volvieron a remitirse a su posición tomada hace diez días.

El viernes, la Asamblea Constituyente de Venezuela aprobó un decreto el cual asume las tareas legislativas de la Asamblea Nacional, bajo el control de una mayoría opositora.

A su vez, el Mercosur anunció a través de la cancillería de Brasil -país que ocupa la presidencia protempore- que no reconocerá a la Asamblea Constituyente de Venezuela, y acusó al gobierno de Nicolás Maduro de agudizar los conflictos en ese país, recientemente expulsado del bloque.

"Los países fundadores del (Mercado Común del Sur) Mercosur no reconocen esa medida o cualquier otra adoptada por la Asamblea Constituyente, cuya convocación fue hecha contra el orden constitucional venezolano", agregó la dependencia.

Durante una reunión celebrada hace dos semanas en Sao Paulo, Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay -fundadores del bloque- suspendieron a Venezuela del grupo por considerar que se produjo una "ruptura del orden constitucional".

(La Carta) supone el empleo del chantaje y el terrorismo de Estado, afirmó el Gobierno venezolano. La Conjura de Lima tiene no solo la intención de romper todo patrón de posibles relaciones de altura, igualdad, cooperación y respeto con Venezuela, sino torpedear la unidad de Nuestra América, sentenció la cancillería.