Medicina

Costa Rica repatría a costarricenses tras huracán en Puerto Rico

Costa Rica repatría a costarricenses tras huracán en Puerto Rico

'Hablé con el presidente, Donald Trump, esta mañana y quería que les trasmitiera que estamos con ustedes hoy, estaremos mañana y lo haremos hasta que las Islas Vírgenes se recuperen', expresó durante la estancia en el archipiélago.

A su llegada el jueves al aeropuerto de Orlando, Pence se reunió con un grupo de puertorriqueños que acababan de arribar y estaban siendo atendidos por organismos de asistencia. 'Tenemos fe en el liderato puertorriqueño, de los puertorriqueños y del presidente Trump', apuntó el vicemandatario después de pasar por la iglesia Santa Bernardita, en la localidad Río Piedras, del municipio de San Juan.

Pence prometió ayudar y le aseguró a Burgos que podría volver a su casa. "Sé que el coquí volverá a cantar alto nuevamente y lo mejor para Puerto Rico y para Islas Vírgenes está por venir", afirmó el funcionario quien dijo que, hasta esta fecha, más de 15,000 funcionarios federales se encuentran en Puerto Rico dando apoyo en las tareas de reconstrucción.

"Le reiteré la importancia de las condicione iniciales y de trabajar rápido para que Puerto Rico pudiera tener resultados y, que de no hacerse, lo que podía ocurrir es que tendríamos las opciones o que esto colapsara con indicios de crisis humanitaria, con éxodo masivo de Puerto Rico, o que pudiera ser un comienzo donde se podía establecer una dirección clara hacia dónde se iba a reconstruir a Puerto Rico", indicó el mandatario durante la rueda de prensa que ofrece a diario para brindar datos actualizados sobre la situación del país tras el azote de María.

Rosselló recordó que el viernes le comunicó a Pence que se necesita una acción inmediata y que el objetivo es trabajar en el objetivo común de que el Congreso de EEUU destine un paquete de ayuda que cumpla con las necesidades de la isla, completamente devastada tras el paso del huracán María.

Pence y los dos legisladores fueron luego a una iglesia de un barrio con una gran comunidad boricua en Kissimmee. Hasta ayer, ya habían logrado llenar 50 vagones y enviado a la Isla más de 150 generadores eléctricos, según dijo Pence.

Pence estaba acompañado por los senadores de la Florida Bill Nelson y Marco Rubio en su visita al aeropuerto internacional de Orlando, uno de tres aeropuertos de la Florida que funciona y que recibe asistencia del gobierno federal.