Global

COLOMBIA: ¡Insólito! cubanos que quieran la visa americana deberán tramitarla en Colombia

COLOMBIA: ¡Insólito! cubanos que quieran la visa americana deberán tramitarla en Colombia

También se precisó que "pronto se anunciará cómo se procederá con los solicitantes de visas de inmigrantes".

"En las próximas semanas, comenzaremos a transferir solicitudes actuales de visa de inmigrante y a programar entrevistas de visas de inmigrante para ciudadanos cubanos en la Embajada de los Estados Unidos en Bogotá, Colombia", dice el mensaje oficial.

Los cubanos que soliciten visas para emigrar a Estados Unidos tendrán que hacer las entrevistas en Bogotá, Colombia, según anunció la embajada estadounidense en La Habana este viernes.

"Entendemos que este es un cambio significativo y una inconveniencia para los solicitantes de visados".

Los solicitantes deben estar físicamente presentes.

Sin embargo, este lunes la Embajada en La Habana informó en su sitio que "el Departamento de Estado trabajará con sus colegas en el Departamento de Seguridad Nacional a fin de garantizar la continuidad del programa de Permisos para la Reunificación de Familias Cubanas y el centro de procesamiento de refugiados".

Los cubanos que quieran solicitar una visa de tipo migratorio para Estados Unidos deberán hacerlo en la embajada de ese país en Bogotá, después de que Washington redujera drásticamente su legación en La Habana por el caso de los "ataques" sufridos por su personal en Cuba.

Aún se desconoce quiénes son los responsables de esta agresión.

El texto indica que aún no se ha fijado fecha para las primeras citas y señala que las personas que ya iniciaron los trámites serán informadas directamente sobre el camino a seguir. (Actualmente Colombia exige documentos que pueben la tenencia de fondos en el banco, un requisito que muchos cubanos no pueden cumplir).

Esta suspensión podría llevar a que Estados Unidos incumpla con su obligación de conceder 20.000 visas por año a cubanos, en virtud del acuerdo migratorio de 1994.

La medida se adoptó tras los inconvenientes ocasionados por la retirada de la mayoría de los funcionarios de ese país por los supuestos 'incidentes de salud', una acción que rechazó el Gobierno de la mayor isla de Las Antillas, por considerarla precipitada.